quick weight loss center easy weight loss plan detox water to lose weight medical weight loss quick weight loss center easy weight loss plan detox water to lose weight medical weight loss quick weight loss center easy weight loss plan detox water to lose weight medical weight loss

¿ES LA MERITOCRACIA INTRINSICAMENTE MALA?/II OJOS DE SERPIENTE

Una despedida  demasiado apresurada

Resumiendo los datos españoles parece que , al margen de lo que se piense sobre las escaleras como elevadores sociales , lo cierto es que por la escalera educativa  se va subiendo, y no parece que esa sea una mala noticia . Sin entrar en sus efectos positivos  en el plano político, de refuerzo de la capacidad de acción ciudadana, o económico, de mejora del capital humano, la apertura de los niveles  altos del sistema educativo a mas amplias capas de  población impulsa la dinámica educación  -empleo-igualdad  , que ha podido influir en unos bastante dignos resultados en movilidad .Y tampoco  habría  que perder de  vista el papel preponderante que en la reducción de las desigualdades tiene el gasto publico  relacionadas con el empleo y la educación.

 En 1981 ,Habermas dictó una conferencia sobre la entonces muy de moda arquitectura posmoderna , que se iniciaba con unas reflexiones acerca de como ,con ese posterior , los protagonistas pretenden separarse del pasado . Estos gestos de despedida apresurada son propios de períodos de transición, concluye Habermas.Algo de este apresuramiento en la despedida a la arquitectura del Movimiento Moderno  podemos verlo también en las críticas a la meritocracia. Y , siguiendo con la comparación , bueno sería recordar lo mal que envejecen bastantes edificios posmodernos, cuya estética recuerda demasiado la de los parques de atracciones o los centros comerciales..

Parece que   las limitaciones de  la visión tradicional  de la meritocracia , que llevarían a interesarse por la lectura de Sandel , no deberían impedir considerar tambien las limitaciones de esta lectura. El mismo tipo de sesgo de olvido aparece en la  educación niveladora de los meritócratas como   en sus contrarios. Los primeros olvidan que  la extensión educativa no ha acabado con   la desigualdad , los segundos olvidan la concurrencia de otros factores pro desigualdad , sobre los que  cabe actuar desde diversas políticas, y también olvidan  la indudable contribución de la extensión educativa a frenar el avance de la desigualdad. 

La base de la meritocracia , que resalta el papel clave de la educación como factor de una movilidad por la escalera  social que favorece la igualdad, sigue vigente, pero no hay que refugiarse en contemplación estética y estática de esa escalera ,ignorando las serpientes que la habitan : el merito no siempre  se esta favoreciendo en el sistema educativo ni  se esta recompensando adecuadamente en el mercado de trabajo , y la red redistributiva tiene huecos por los que se cuelan las desigualdades. 

La deseable persistencia de la meritocracia pasa por  afrontar problemas que  están lastrando la capacidad movilizadora de la educación : fracaso escolar ,  desajustes  entre titulaciones y requerimientos de cualificaciones en la actividad empresarial ,disponibilidad de  becas, criterios de acceso a centros privados concertados   que  no valoran   sesgos por  renta familiar, determinación de tarifas de los masters con  criterios exorbitantes  respecto de  las universitarias , distribución por genero de los estudios universitarios que dificulta la empleabilidad de las mujeres ,  brecha de conocimiento digital, (recuerden lo que se ha escrito durante la pandemia sobre las dificultades de seguimiento on line de la enseñanza,  relacionadas con la situación social de las familias ). O problemas que están  frustrando el papel del empleo como ámbito para hacer efectivos los méritos :desempleo, temporalidad, bajos salarios,, falta de actualizacion de la formación profesional,,,O problemas que están debilitando  la capacidad publica de reducción de las desigualdades, :  insuficiencia  de las políticas redistributivas , por no compensar adecuadamente la incidencia del entorno familiar en los resultados educativos,  defectuosa orientación de estas políticas respecto de objetivos relacionados con el empleo , escasa progresividad  fiscal..

Si se toma en serio este repertorio de asuntos ,parece que el adiós a la  meritocracia será un Largo Adiós. Y parece también que Sandel se mueve mejor en el aspero tono   Viejo Testamento ,que alerta copiosamente de los males de  la  meritocracia, que en la orientación tipo Nuevo Testamento sobre sus alternativas . Leer “La Tirania del Merito “es como si , de entre las criticas de Boyero, leyéramos  solo las   de los días que se nota que  ha salido malhumorado  del  cine  .Además del claro desajuste cuantitativo entre una parte y otra del libro , la riqueza de argumentación  de la primera contrasta con los escuetos argumentos y mensajes de la segunda  (titulada“Reconocer el trabajo “) en la que predominan terminos como   agravio ,condescendencia, resentimiento ,estima o reconocimiento y cuyo mayor grado de concreción se encuentra en un párrafo de la pagina 281 en el que plantea reducir o incluso eliminar las cotizaciones y retenciones en nominas  y obtener ingresos públicos gravando el consumo ,la riqueza y las transacciones financieras. Dos apuntes sobre esto: gravar el consumo y la riqueza es propio de cualquier sistema impositivo , y la que es una   cuestión critica desde la perspectiva de la igualdad es la del equilibrio entre ambos tipos de gravámenes, y la deriva  de un sistema de protección social ajeno a las cotizaciones sociales, desacoplado del empleo, lleva claramente a su asistencializacion.

 Seguro que se podrá estar de acuerdo con la idea de devolver su dignidad al trabajo, aunque llame algo la atención que para este propósito Sandel no mencione una sola vez el papel de los sindicatos , o considere un error insistir en las políticas redistributivas de incrementar el poder adquisitivo de los trabajadores o reforzar las redes de protección social. Y en la critica a esas   políticas es donde encontramos la clave de su mensaje : El énfasis liberal progresista(el termino es de Sandel) en la justicia distributiva no aborda la ira y  el resentimiento  de amplias capas de la población, originados en  la perdida de reconocimiento . Y para superar este error de la justicia distributiva, la alternativa seria lo que Sandel llama justicia contributiva , con la que  la dignidad del trabajo se recupera por la estima de nuestros conciudadanos por nuestras contribuciones al bien común. 

A todos se nos vienen a la cabeza ejemplos de contribución al bien común como  la sanidad , la educación o la protección social, que por cierto son en los que concentran sus esfuerzos las políticas liberal progresistas, demostrando así que no están tan descaminadas Pero , mas allá de ellas.¿donde nos paramos? Diganme si no hay razones para incorpora  la ingeniería ,los funcionarios de prisiones ,el transporte ,la construccion de viviendas e infraestructuras, la agricultura,la cultura, la hosteleria ,la inspección de hacienda, los servicios religiosos , las clases de filosofía o la fabricación y  reparación de vehículos ( por supuesto  , no contaminantes ) . Intenten suprimir algunos de los mencionados o ,por el contrario ,descubran alguno que falta. Estaríamos asi ante un ejercicio similar al  de los militantes  del Frente Popular  de Judea, cuando intentaban establecer un numerus clausus de aportaciones de los  invasores romanos y la lista  se les iba peligrosamente de las manos. Tan difícil es no compartir esta idea de contribución al bien común como intentar concretarla y , sobre todo evaluar sus resultados en la vida real y establecer sus correspondientes recompensas . Pero bueno , mientras los creyentes en estas ideas desarrollan su camino de perfección, convendría que los viejos meritócratas redimieran sus culpas , capturando las reales serpientes en las escaleras

La Reina Cobra

En todo caso, donde hay que tomar el libro de Sandel con pinzas es en el relato de la   soberbia  meritocrática culpable del resentimiento que lleva a  los no portadores de merito a enrolarse en el populismo. La valoración del muy negativo impacto  político de la desigualdad , la observación  de las serpientes en la escalera social, no conduce irremediablemente a las recetas populistas, a criar una nueva serpiente ,una cobra ahora en la escalera política.Sandel simplifica de tal modo  esta  narración del populismo , que llega un momento en el que no se sabe bien si lo esta explicando o  justificando. Recuerden a Nietzsche :”Quien con monstruos lucha, cuide de no convertirse a su  vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, también este mira dentro de ti”

 Este tipo de narracion esta en la base de la estrategia populista tipo  , que  considera  los sentimientos , las emociones ,la  base de la acción política .Recuerden a Pardo en “Estudios del malestar”, cuando evoca la que Walter Benjamin llamo estetización de la política :En lugar de ser un acompañamiento retorico del discurso político,“la persuasion emocional sustituye a la convicción racional o a la argumentación discursiva y ,por tanto,produce una conducta cuyas motivaciones son irracionales”. Por eso, como dice Pardo ,lo que el buen populista debe tomar al asalto no es la conciencia , sino el inconsciente , esa oscura cueva donde habitan las serpientes  de la envidia y el resentimiento.A partir de ahí, algo sobre envidia (social) , y resentimiento,  (politico.), y también sobre sus creadores y , a la vez ,destinatarios , las elites monopolizadoras  del merito.

 Sobre la envidia, y por si no lo recuerdan , se trata de  algo tan malo que hasta es pecado , y de los mortales , de los que te sitúan directamente en la Autopista al Infierno. Si quieren profundizar algo mas en el tema , lean los “Ensayos sobre el Bien y el Mal” de Amelia Valcárcel , cuyo capitulo 3  comienza alertando de que hay demasiada envidia instrumentada como teoría social . Valcárcel analiza la evolución de la valoración ética de la envidia, desde su rechazo en la antigüedad clásica a su visión cristiana matizada por  ideas como la predestinación jansenista , por no hablar del fino giro jesuítico por el que la suma de envidia con esfuerzo lleva a la noble emulación:Aemulationem bonam ese,laudabilem et honestam,quia nos excitat ut ipsi quoque bona consequamur. De esta forma, sigue Valcárcel , el nacimiento de la conciencia burguesa  es indisociable de la revalorización de la envidia, y las condiciones de movilidad social oscilan entre sustituir el nombre  envidia por otro o admitirlo sin mas. De esta forma ,nuestra sociedad necesita modos desactivadores de lo que Valcarcel llama las pasiones anti jerárquicas, como la envidia, para consolidar los beneficios que a muchos proporciona. Y  a partir de ahí ,tres citas de Valcarcel   , convenientes  para ir un poco mas allá de la visión pecaminosa de la envidia, y también para situar estos asuntos con algo mas de perspectiva :”La visión que la democracia tiene de la autoridad es frágil, si la fragilizamos aun mas lo que vuelve no es la libertad, sino la tiranía y su mayordomo el populismo”;”( la envidia)ni puede suprimirse por ilegitima que sea mediante un decreto moral. No prediquemos cosas que no podemos hacera fin de que lo que si esta a nuestro alcance se vuelva imposible”; “No nos asuste saber que la mayoría de nuestros mejores sentimientos esconden a veces sus raíces en otros innombrables y sin que ello no les reste nobleza”.

  Conclusión: parece que  este asunto de la envidia, bien llevado , no tiene por que estar del todo mal, incluso puede que hasta no sea pecado , o ,si lo es , seria de los redimibles (sobre  el perdón , véase otra obra de Valcarcel , “La Memoria y el Perdon”).En esta linea , Arias Maldonado , en “La Democracia Sentimental “ recuerda como Rawls admitía una envidia positiva para el conjunto de la sociedad, la que se  convierte en emulación, y siempre que se asegure un conjunto de derechos básicos y principios redistributivos orientados a proporcionar oportunidades a todos los ciudadanos por igual , y que existan instituciones legales y políticas que hagan posible la canalización de los agravios genuinos (¿recuerdan lo que decía Sennet sobre la indiferencia institucional?). Y siempre que , añadiríamos ,la emulación se practique en el terreno de la ejemplaridad publica que estudia Goma, a partir de la idea de  ejemplaridad igualitaria,  en la que todos podemos ser  ejemplos de todos.

  Respecto del resentimiento, Arias Maldonado(“La democracia sentimental”) recuerda la calificación por Sloterdijk como “opus  magnus de la psicopolítica”de la transformación de  impulsos coléricos, como el resentimiento, en políticas. Y  , a partir de ahi , plantea la pregunta   de si los movimientos populistas no estarán , mas que expresando, creando  agravios definidos.Definidos para definir, se podría añadir, en la medida en que los agravios definen identidades, multiplicables indefinidamente en función de los abundantes terrenos del agravio, pero reconducibles a la unidad por medio de  un buen significante vacio. Cuando se analizan los orígenes de las llamadas Politicas del Resentimiento,  cultural  junto  a la explicación material , mas económica, se destaca la explicación cultural,relacionada con la perdida de estatus , de identidad social. Cuanto mas predomina este factor cultural, mas fácil es el recurso a una culpabilización , que llega hasta la conspiranoia.

En el discurso populista es fundamental crear una identidad de victima,para la que es  tan importante acumular  una diversidad de agravios, expresables en sentimientos, como señalar unos culpables, definidos por medio de significantes vacíos,de forma tal que resulten imágenes tan  fácilmente visualizables como difícilmente identificables como causantes  del conjunto de agravios, salvo que la estética reemplace a la politica . Y en este terreno estetico , las performances del ViceP sobre el Rey (además  de su colección de pins)son como para incorporarlas a la programación del Reina , en especial la que identifica   la republica como el significante vacio positivo, frente al chivo expiatorio de la monarquia constitucional . 

 Tomen aliento antes de leer  ( en la entrevista publicad en Jacobin) el listado de buenas causas facilitables por la republica: defensa de los servicios públicos, modernización economica, derechos de las mujeres, derechos de colectivos subalternos, desarrollo del derecho del trabajo en el postfordismo,o  identidades de pais,plurinacionales , laicas , abiertas,civicas .Y tambien  en esta línea performativa ,recuerdan  con que sentimiento ViceP nos ilumina , los dias pares , sobre los políticos que son mayordomos de los poderosos y ,los impares, sobre los poderosos(mediáticos ) que son mayordomos de los políticos . Demasiados  mayordomos  , salvo que se viva en  Downton Abbey . Y, por cierto. ¿ recuerdan la calificacion de Valcarcel del populismo como  mayordomo de la tirania?

Con esta perspectiva , no es raro que  las elites  constituyan uno de los  (bastantes)hilos conductores entre los populismos de ambas orillas. Sobre los de la margen izquierda, les ahorro explicaciones , por que en España ya hemos sido sobradamente sermoneados sobre castas ,  poderosos y los de arriba (¿será el proximo  paso la incorporación de la moralina anti elites a la Exposicion de Motivos de un Real Decreto Ley ?).Pero es que en la margen derecha , gurus como Steve Bannon o Dominic Cummings identifican con soltura ( ¿o sera con descaro?) idénticos  enemigo en  el campo de las  elites:  burócratas, plutócratas (en especial mediáticos) o  globalistas, en general mas malvados cuando actúan , a ser posible de forma concertada y conspirativa , a escala superior a la de la  entrañable soberanía nacional.En definitiva ,  Fu Man Chu con masters.

Las elites fruto de  la  meritocracia pueden de esta forma ser   sujeto y objeto del sentimiento del resentimiento,por que asi lo ha diagnosticado el  populista psicoanalista, que además de interpretar emociones, las fomenta. Piensen en alguien   agobiado por un  entorno familiar de padre triunfador en los negocios y madre hiperprotectora, que acude al psicoanalista  , y este , en la primera sesión, le prescribe que  cambie de nombre y pase a llamarse Edipo, mate a su padre y se case con su madre.  He aquí una solución brillante  a la par que sencilla , directa a los sentimientos , sin fatigosos vericuetos de profundización en causas y remedios del agobio del paciente..

Así de fácil es acabar con la tiranía del merito. Pero , por favor , que  se lo expliquen a alguien nacido en el sur de Londres de madre enfermera y padre tornero, educado en una Gramar School de Surrey, licenciado en derecho por la universidad de Leed (en la que , por cierto, se grabo el Live at Leeds de los Who), con un posgrado en Oxford, y después abogado especializado en derechos humanos y alto cargo en el equivalente a nuestra Fiscalía del Estado. A alguien como el  nuevo líder laborista, Keir Starmer, cuyo perfil biografico acaban de leer. ”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios recientes