Archivo mensual: noviembre 2016

COMO EL PODEMISMO ME ALEJÓ DEL NEGACIONISMO (II)

En nuestro anterior episodio, al hilo de las posiciones en torno a la investidura de Rajoy, expresadas como Negacionismo y Abstencionismo, se formulaban dos cuestiones en torno a las líneas divisorias políticas, a partir de la columna de Félix de Azua “A Ver” (El País ,17-10-2016). Una estaba centrada en el paso de la infancia a la edad adulta, como elemento de referencia política. La otra, relativa a los diferentes perfiles políticos de la socialdemocracia y el populismo con rasgos de izquierda.

 

Continuamos ahora con el apartado 2, en el que el autor de este texto se retira para dar paso a referencias que pueden ilustrar sobre la primera cuestión, seguido de un apartado 3, sobre la cuestión de la construcción de las identidades políticas. El Epilogo busca fundamentalmente aliviar a los lectores supervivientes con algunos textos de Historia del Arte.

 

2.     Ritos de paso a la Edad Adulta: Los casos de Aquiles y el Capitán James T. Kirk.

 

*Fragmentos de “Aquiles en el Gineceo”, de Javier Goma Lanzón.

Aquiles pasó su adolescencia en un gineceo siendo inmortal como un dios y en momento lo abandonó rumbo al campo de batalla de Troya donde sabía que iba a morir. ¿Por qué tomó esta decisión? Aquiles elige ser mortal porque la mortalidad es el precio que debía pagar por llegar a ser verdaderamente individual y merecer el título  del mejor de los hombres. Todos nosotros recorremos también ese mismo camino del gineceo a Troya y, como Aquiles, debemos aprender a ser mortales para ser individuales.

Ser ciudadano de la polis es ser mortal, porque para entrar en la ciudad debemos renunciar a la propia autodivinización.

El mundo posible es inmensamente más rico que el real y permaneciendo en lo potencial uno puede aspirar a ser el mismo tiempo todas las cosas y así evitar concretarse.

 

*https://www.youtube.com/watch?v=ScFCIqIcTI8

 

La segunda película de la Saga original de Star Trek, “La Ira de Khan”, se abre con una escena en el puente de mando del Enterprise en la que una nueva Oficial de rasgos vulcanos, la teniente Saavik, se encuentra al mando de la nave, cuando se recibe una llamada de socorro del carguero espacial Kobayashy Maru, al dar la orden de acudir al rescate, la muchachada tradicional del Enterprise, los entrañables Spock, Sulu,Uhura, Mc Coy y Scotty (en off) advierten de que el Kobayashy Maru está en una zona neutral de los Klingon, con lo que, conociendo sus hábitos belicistas, el ataque está asegurado, a pesar de ello, Saavik valora más el rescate del Kobayashy Maru e inicia la aproximación, con lo que los Klingon empiezan a zumbar duramente al Enterprise, causando las bajas sucesivas de toda la tripulación. En ese momento, al fondo del puente de mando se enciende una luz que nos deja ver como se acerca…, el Capitán Kirk! El escenario vuelve a iluminarse, los caídos se levantan, y entonces sabemos que todo lo visto es un ejercicio de entrenamiento para superar situaciones críticas. Pero el truco está en que Kirk nos explica que se trata de una situación en la que no cabe la victoria (en jerga de MBA, un no-win scenario), y en la que lo importante es saber afrontar por igual la vida y la muerte; en definitiva, la prueba del Kobayashy Maru es una prueba de carácter, no la búsqueda de una solución correcta para un problema que no la tiene.

 

3.     Tres Síndromes Podemistas: Ahorafobia, Descentricidad, Alterofilia

 

Queremos cantar el amor al peligro, la costumbre de la energía y la temeridad.

El coraje, la audacia, la rebelión serán elementos esenciales de nuestra poesía.

Afirmamos que la magnificencia del mundo se enriquece con una belleza nueva: la belleza de la velocidad.

Ya no hay belleza sino en la lucha. Ninguna obra que no tenga un carácter agresivo puede ser una obra maestra.

¡Estamos en la cima de los siglos!… ¿Por qué deberíamos mirar hacia atrás, si queremos derribar las misteriosas puertas de lo imposible? El Tiempo y el Espacio murieron ayer. Nosotros vivimos en el absoluto, porque hemos creado la eterna velocidad omnipresente.

Cantaremos las grandes multitudes agitadas por el trabajo, por el placer o por la insurrección: cantaremos las mareas multicolores y polifónicas de las revoluciones en las capitales modernas.

 

(Del Manifiesto Futurista de Marinetti)

 

Ahorafobia

Definición: Temor obsesivo ante los espacios del  tiempo presente, del ahora.

Ejemplos: Sea cual sea el asunto del presente que se plantee, una parte importante del discurso podemista es el viaje en el tiempo. Los males que nos aquejan en el presente tienen su raíz en el pasado, y la corrección de estos males está amenazada por un futuro que se puede estar gestando ya. Por eso es imprescindible disponer de las Maquinas del Tiempo Podemistas, que permiten releer el pasado, reescribirlo, plantear distopias alternativas, y también conocer el futuro, fundamentalmente en línea de frustrarlo (los seguidores de Terminator saben de qué estamos hablando).

En el Viaje al Pasado, hay  una serie de espacios temporales favoritos: La II Republica, la Guerra Civil y la Transición. Los dos primeros casos se utilizan como referente de contraste positivo con la presente etapa democrática, en la que está siempre resulta perdedora. Para ello es muy frecuente el recurso a Mitos como la Edad Dorada, el Paraiso Perdido o, en general, El Mito de los Origenes. Valores contra los que es prácticamente imposible competir desde la realidad. Adivinen quienes son en el presente Los Herederos del Mito y valoren también la coincidencia con los nacionalismos en este amor por los Mitos Fundacionales. En el caso de la Transición, los Mitos de referencia son la expulsión del Jardín del Edén (justo Al Este de) y el subsiguiente Pecado Original, que contamina todas las conductas posteriores. En este último caso, el pecado tiene algunas extensiones temporales, siempre referidas a la etapa de gobiernos socialistas: el referéndum de la OTAN, los GAL, la Reconversión Industrial… Como en toda buena doctrina de Teología Sustituta o Credo Sustitutorio (expresiones de Georges Steiner en “Nostalgia del Absoluto”), la Redención Podemista es una combinación de Retorno a los Orígenes, Expiación de la Culpa y Promesa de Paraíso en la Tierra.

En el Viaje al Futuro, las observaciones/predicciones suelen guardar relación con el advenimiento de una Gran Coalición PSOE-PP, que uniría Futuro y Pasado Pecador. Además de en el terreno de las paranoias conspirativas, estamos en el religioso, en el de las Profecías de la inminencia de una Gran Catástrofe, solo evitable con un Gran Arrepentimiento de Los Pecadores (bueno, solo de la fracción socialista), y ,si eso no basta, se puede entrecruzar el referente bíblico del Fratricidio de Caín y Abel.

De esta forma, presente, pasado y futuro forman un continuo, los tiempos del Tiempo se aplanan, como lo hacen las perspectivas en la pintura cubista. Y esta explicación del presente basada a la par en el pasado y el  futuro permite crear una visión contrafactual, de como  de buenas las cosas habrían sido/serán, en caso de haberse producido/producirse la intervención del Demiurgo (adivinen quien).

 

Descentricidad

Definicion: Dividir la atención, llevando el centro de un objeto fuera de la posición que debe ocupar.

Ejemplos: Sea cual sea el asunto que se plantee, una parte importante del discurso podemista consiste en centrarlo en aspectos de una cuestión compleja que, al margen de su importancia, no son centrales o esenciales a la  hora de abordar esa complejidad. Veamos:

  • Si se habla de pensiones, hablar más de los contratos blindados de los consejeros del IBEX que de la demografía.
  • Si se habla de fiscalidad, hablar más del fraude de las grandes fortunas que de los tramos del IRPF.
  • Si se habla de Europa, hablar más de los malos que son los pactos entre socialdemócratas y conservadores que del grado de cesión de soberanía deseable en política económica.
  • Si se habla de empleo, hablar más de que Reforma Laboral del pasado fue la peor que de cuál sería la deseable para el Trabajo del futuro.
  • Si se habla de Marruecos, hablar más del Sahara que de alianzas geoestratégicas en la Región, pensando en migraciones, cooperación económica o lucha contra el terrorismo.
  • Si se habla de comercio internacional, hablar más de cuantos pollos hormonados comeremos de prosperar el TTIP que de cuáles son los escenarios en los que la economía española puede ganar en internacionalización.
  • Si se habla de política energética, hablar más de la microautogeneración comunal que de las alternativas de macrorreducción del coste social y económico de la dependencia energética.

Seguro que hay que hablar de todo, pero, a la hora de priorizar temas, recuerden el aforismo de Jorge Wagensberg: Racionalismo es reducir justo hasta la misma esencia, Reduccionismo es reducir más allá de la propia esencia.

 

Alterofilia.

 

Definición: Afición o atracción por las cosas o asuntos de los otros.

Ejemplos: Sea cual sea el asunto que se plantee, una parte importante del discurso podemista está hecho de referencias al PSOE. Ya vimos como en la dimensión temporal las referencias al pasado culpable y al futuro culpabilizador eran constantes. Y, por otro lado, son muy frecuentes las referencias a los asuntos internos socialistas. En tiempo presente, explicaciones de quien manda y quien no, y a que se debe ello. En tiempo futuro previsiones de quién va a mandar y por qué. Y, sobre todo, en tiempo imperativo, prescripciones de quien debe mandar y para qué.

De entrada, a la hora de atender a estos análisis la situación recuerda un poco a la que se daría si un directivo de H&M le llevase la política comercial a Amancio Ortega. Por otro lado, la combinación de abofetear por el mal pasado y aconsejar para el buen futuro nos sitúa claramente en la estrategia de los interrogatorios poli malo-poli bueno, con el nada leve matiz de que aquí el poli es siempre el mismo.Atención pues a la presentación en el interrogado de eventuales síntomas del Síndrome de Patty Hearst, primero secuestrada por el Ejercito Simbiótico de Liberación, después asaltante de bancos por cuenta del mismo.

Y, en todo caso, recuerden lo que, en supuestos extremos, hay detrás del eufemismo “amigos de lo ajeno”.

 

Epilogo

 Fragmentos de “El Arte Contemporaneo”, de Francisco Calvo Serraller

*El primero en irrumpir en escena fue el Futurismo, creación del escritor italiano Filippo Tommaso Marinetti (1876-1944), el cual publico el primer manifiesto futurista en el periódico francés “Le Figaro” el 20 de febrero de 1909, una proclama de exaltad defensa de la modernidad, entendida como dinamismo, velocidad y maquinismo. Con un gran sentido de la organización y la propaganda y, asimismo, con un verdadero talento para la agitación, enseguida halló cómplices en su encarnizada lucha contra el pasado y sus caducos valores, cuya formulación recuerda muchas veces el sentido profético de Nietzsche… El Futurismo tuvo más eficacia como plataforma de agitación que por sus realizaciones artísticas.

*A partir de aproximadamente 1915, los genuinos padres fundadores de la vanguardia histórica –Picasso, Braque, Matisse, Derain- comienzan a dar señales de agotamiento experimentador y poco a poco, se orientan hacia lo que entonces se llamó “retorno al orden” o “nuevo clasicismo”. Obviamente, no se pueden tomar estos términos en sentido literal, ni interpretarse de una forma homogénea, pero Picasso vuelve sobre un depurado dibujo lineal, que se denomina “ingresco” y, poco después, a comienzos de los años veinte, pinta arcádicas figuras de porte clásico en una atmósfera mediterránea. Braque, por su parte, con su serie de Canéforas, rinde homenaje a las cariátides clásicas y, en fin, Matisse se instala definitivamente en Niza, donde en las décadas siguientes, pinta hermosos y serenos interiores con odaliscas, percibiéndose, a través de la ventana, la calcinante luz del mediodía.

COMO EL PODEMISMO ME ALEJO DEL NEGACIONISMO (I)

COMO EL PODEMISMO ME ALEJO DEL NEGACIONISMO (I)

 

  1. Confesiones de un abstencionista

Me llamo Francisco GDL, y soy abstencionista en la Guerra de las Investiduras. El noesno, el negacionismo elevado a categoría de dogma político me parece sinónimo de noesnada,  de intranscendencia ideológica, y  lo intranscendente en el terreno de las ideas lleva a la irrelevancia en el terreno de las políticas.

Me identifico con las ideas políticas de Javier Fernández. Primero, porque las expresa un Hombre Tranquilo,, no un tipo enfurruñado de los que nos vienen afligiendo desde los Años de Plomo de  Aznar ;segundo, porque son ideas, no tuits  ,respuestas de catecismo  o consignas de manual de autoayuda ; tercero, porque son ideas políticas, no sermones moralizantes, proclamas inquisitoriales o poesía de tercera.

Me identifico con  un discurso político hecho de ideas como que la política exige convivir con la decepción, que el populismo y la socialdemocracia no tienen nada que ver, que la posición del PSOE sobre la formación del ejecutivo no es un asunto ideológico, sino táctico, y que lo ideológico tiene que ver con la educación o la sanidad, que el PSOE se ha podemizado en el sentido  de responder a los planteamientos organizativos de Podemos, que  como no comencemos a mirar hacia  el futuro  no vamos a poder solucionar  ningún problema , o que en política , lo que no es posible es falso.

Para tratarse de citas traídas de una sola entrevista, no esta nada mal:señas de identidad socialdemócratas y su (no) relación con los populismos, delimitación de  espacios políticos por una divisoria de  racionalidad y  rechazo a la impostura…De entrada , bastante mas interesante que lo hablado en las ultimas campañas electorales.

Probemos  ahora a leer ,tras este discurso político, algunos fragmentos de un texto literario. Dice  Félix de Azua:  “Al cabo de muchos años, desde que  Zapatero se empeñó en que los votantes socialistas regresaran a la dulce infancia y comenzó a repartir cromos, vuelve a haber un adulto al mando de ese barco borracho”. Pregunta :¿No es el contraste entre   Edad adulta  e Infancia una  buena imagen de esa  divisoria política trazada a partir de realidad y racionalidad? Y sigue: ”La última etapa, con unos pobres tipos boquiabiertos ante los matones de Podemos, era noche oscura Ahora se ha encendido un débil candil”. Pregunta: ¿No es esta descripción de la actitud de y ante Podemos una buena imagen del estado de la  cuestión en la dialéctica socialdemocracia vs populismo con ropajes de izquierda?

Intentaremos desarrollar algo más   las respuestas a estas dos cuestiones en la segunda parte de esta entrada, en los apartados  dedicados a “Ritos de paso a la Edad Adulta: Los casos de Aquiles y el Capitán James T. Kirk” y “Tres síndromes podemistas: : Ahorafobia, Descentricidad, Alterofilia” (por favor , no pasen el corrector de textos , se trata de neologismos). Pero antes…

 

Intermedio sobre la desfachatez  intelectual:¿Puede un buen socialdemócrata leer a Azua y no perder su alma?

Puedo imaginar que la cita de Félix de Azua pondrá alertas a los seguidores del S C& The CTXT Band, particularmente de su último Álbum “Intellectual Impudence”. Como saben, hay un cover español a cargo  de Sánchez Cuenca, con el título “La Desfachatez  Intelectual”, con la ventaja de que no hace falta comprarlo. Basta con que se asomen aleatoriamente a La Sexta o a Diario Publico y seguro que el propio SC se les aparece explicando sus tesis a algún  presentador /entrevistador–accionista del conglomerado mediático participado por todos ellos. La tesis central de S.C. es que intelectuales como Azúa, solo o en compañía de otros como Savater, Vargas Llosa, Cercas, Marías…, pueden (o no) ser muy buenos para lo suyo, para el rollo literario y demás, pero que cuando opinan de política, yerran, patinan (con tendencia además a escorase a la derecha.), sencillamente porque están hablando sobre algo que desconocen.

Como verán, la cosa tiene una lógica impecable. Lo malo es que sería el mismo tipo de lógica que llevaría a desautorizar a John Ford para filmar “Centauros del Desierto”, habida cuenta que en su curriculum no consta que haya realizado un Master sobre ritos nupciales del Pueblo Comanche, y, como bien es sabido, la película trata del rescate por el Tío Ethan de su sobrinita secuestrada con fines nupciales por  el Jefe Cicatriz. Pero lo que narra Ford no es esa historia, que se la podría haber despachado en ochenta minutos con limpieza y profesionalidad cualquier artesano de Serie B de la Republic Pictures.

De lo que nos habla Ford  es de las ambiguas fronteras entre venganza y  justicia o entre  perseverancia y obsesión, de la amistad  y la paternidad, del paisaje y del paso de la estaciones (del año y de la vida), de la construcción de una comunidad y de la suerte de quienes quedan fuera de ella, o de la acción y las estrategias  para  su narración. Por eso cada revisión de la película, pasados 60 años, nos da nuevas lecturas de la trama, y nos vuelve a emocionar, mientras que los meritorios  estudios antropológicos sobre el mismo tema pueden seguir criando polvo en  la Biblioteca de un perdido lugar del Estado de Utah.

Conclusión: La lógica correcta es que si Ford pudo realizar “Centauros del Desierto” sin ser antropólogo , también Azua y el resto de la Lista Negra de S. C., sin ser politólogos, podrán tener opiniones políticas razonables y acertadas. Y a partir de ahí, algunas precisiones. Los escritos de filósofos, literatos o historiadores son piezas de su especialidad, que deben ser leídas como tales. Leerlos como si fuesen  enmiendas a un Proyecto de Ley de Ordenación del Sector ferroviario, ponencias sobre  empleo de una Conferencia Política, interpelaciones parlamentarias sobre el control de fronteras o  informes de  ejecución presupuestaria de la Seguridad Social seria caer en el mismo pecado de literalidad ramplona del analista antropológico de la obra de Ford.

Pero el extremo contrario, de ubicar este tipo de textos  en las estanterías de Ficción, privándoles de cualquier capacidad de ser utilizados en la construcción de un discurso político, resulta igualmente empobrecedor. Las ideas políticas de los sujetos objeto de las obsesiones de S. C. no están para sustituir el debate y el trabajo político sobre el modelo de infraestructuras, el mercado de trabajo, las estrategias migratorias o la sostenibilidad de las pensiones. Desafortunadamente, esta sustitución ya la tiene muy avanzada  el pensamiento tertuliano (un oxímoron similar al título del clásico de Laclau, “La Razón Populista”).

Pero estas ideas si están para aportar elementos de sustentación del discurso político, como la solvencia intelectual, la racionalidad, la corrección lingüística, la compostura estética y su pareja inseparable, la dignidad moral, que no son  precisamente los más frecuentes en  ese  dominante pensamiento tertuliano. Por eso , si hay que escoger entre ese pseudopensamiento y la Desfachatez Intelectual, me quedo con la segunda . Y, por supuesto, con “Centauros del Desierto”.

 

 

Continuara….