Archivo mensual: noviembre 2012

El trilema de los salarios

Me pasó inadvertido este verano un artículo de la revista Principios. Estudios de Economía Política nº 21, de I. Álvarez y F. Luengo, titulado Competitividad y costes laborales en la UE. Pasado el tiempo un buen día se me volvió a aparecer a la vista y llamó mi atención el modo en el que analizan la evolución de una triada que está en el punto de mira de todos los analistas económicos de este país y de todos los que desde las instituciones, medios, agencias e intereses de todo el mundo se interesan ahora por la economía española. Esa trinidad no es otra que la integrada por la competitividad, la evolución de los salarios reales y la del nivel de ocupación.

En primer término los autores constatan una evidencia de la historia que es lacerante para los europeos: los salarios reales de los trabajadores están en retroceso (con tasas de crecimiento en continuo declive) desde los inicios de la década de los 60, y han llegado en el período 1996-2009 a un crecimiento positivo que no alcanza el 1%. Por cierto que es nuestro país el único de la UE en el que, en ese período, se registra una tasa negativa. Visto desde el ángulo de la distribución funcional de la renta los resultados son idénticos y la participación de los salarios en la renta nacional decae intensamente, mientras crece la del excedente empresarial.

En un primer momento aparece muy nítida una relación que forma parte de la lógica económica que sustenta la teoría del salario de eficiencia: la relación positiva y directa entre crecimiento de salarios reales y productividad (medida ésta por la variación del PIB por persona ocupada de cada país). Sin embargo, en el análisis de sección cruzada aparece con claridad una cierta ruptura ya que la productividad crece más que los salarios reales, cosa que sabíamos por la modificación en la distribución funcional de la renta.

Idéntica lógica es la que subyace en la relación positiva entre crecimiento de salarios reales y crecimiento de la competitividad (medida ésta por el crecimiento de la cuota de las exportaciones de cada país en el mercado mundial). Pero más sorprendente es la inexistencia de relación alguna entre los costes laborales unitarios reales (CLUR) y la competitividad. Buscando otra explicación tampoco encuentran en los análisis de sección cruzada relación entre el incremento de salarios reales y la densidad tecnológica (% de industrias de tecnología avanzada) o entre la brecha de salarios y productividad, y la densidad tecnológica.

Todo esto les permite una primera conclusión que “confirma que el posicionamiento de los países en los mercados con mayor potencial de crecimiento (aquellos que incorporan una tecnología más avanzada) depende de un conjunto de factores que trascienden los de ámbito salarial, relacionados más bien con la calidad y sofisticación de los bienes y servicios ofrecidos. En otras palabras, acceder a estos nichos competitivos requiere de políticas económicas de mayor complejidad estructural que las orientadas a la moderación salarial”.

Resulta sumamente efectivo que para ilustrar la política de moderación salarial de la economía trasladen  al mercado de trabajo la idea del trilema de Dani Rodrik, aunque en éste aplicado al desarrollo mundial. Según los autores es posible concebir un trilema compuesto por mejora de la competitividad/aumento de salarios reales/incremento del nivel de ocupación en el que dos objetivos son posibles de alcanzar a un tiempo, si bien los tres a la vez son incompatibles entre sí.

Reflexionando sobre el trilema me vino a la memoria un audio que escuché en FEDEA que se dedicaba a Un nuevo marco para las relaciones laborales en España en el que el director de la Fundación hacía la presentación recordando que la situación era tal que los salarios seguían subiendo con más de cinco millones de parados y decía que eso era lo mismo que una persona con un puesto de fruta ya podrida que exigiera más precio por la fruta (sic). Un demagogo establecería inmediatamente la oprobiosa relación entre parados y fruta podrida, si bien una persona sensata se preguntaría: ¿a dónde hemos llegado si el mercado de trabajo se asimila al mercado de la fruta?

Volviendo a la cuestión fundamental relacionada con el trilema, y escuchando a Rajoy justificar la venta de permisos de residencia a cambio de inversiones inmobiliarias, justificación en la que habló de que demandar una vivienda conlleva la demanda de muebles y la de equipamiento textil y la de electrodomésticos y la de agua y electricidad y así sucesivamente…, pensé que lo que Rajoy dijo quiso decir y no dijo, es que hemos perdido (o casi) un sector que poseía la mayor capacidad de arrastre de la economía española, y eso habremos de tenerlo en cuenta a la hora de especular con las posibilidades de recuperación del empleo en los tiempos venideros. ¿Qué sector o sectores pueden emerger en nuestra economía con tal capacidad de arrastre de la demanda de otros? La respuesta, por desgracia, no la tiene nadie, por más que se anuncien para 2013 los primeros balbuceos de lo que podrían ser los iniciales síntomas de una recuperación. Amén

 

 

A LOS APUROS DE MAS Y DE RAJOY

Preguntado por el impacto económico que podría ocasionar una hipotética separación de Cataluña del resto de España, el Sr. Mas manifestó que “aquí no cambia nada más que el estatus político para que los ciudadanos vivan mejor”. Detrás de esas palabras hay un diagnostico equivocado, por lo que trataré de descubrir sus errores e insuficiencias más notorias. Sigue leyendo

El desempleo y la crisis en España. Algunos desarrollos recientes

Valeriano Gómez

CONFERENCIA UNIVERSIDAD GINEBRA

24 Octubre 2012

Queridas amigas y amigos, quiero sobre todo agradecer a la Universidad de Ginebra la ocasión que me proporciona para poder ofrecer una panorámica, espero que breve sobre la situación y evolución durante la crisis del mercado de trabajo español. Lo haré a través de quince diapositivas, en gráficos o tablas de datos, que he preparado para este fin. Espero que mi francés no desmerezca su atención. Quiero también agradecer a Raymond Torres el Director del Instituto Internacional de Estudios Laborales de la OIT por compartir conmigo esta conferencia y por seguir siendo una fuente de referencia fundamental para el conocimiento de la evolución de los mercados y las políticas laborales en nuestro tiempo. Sigue leyendo

EL NUEVO EJERCITO DE RESERVA EN LA TIERRA PLANA

Una versión resumida de estas notas ha sido publicada en la revista atlántica XXII (nº 23, noviembre de 2012) 

Hace unos meses, durante una estancia en Londres, me fui un día a visitar la tumba de Karl Marx (1818-1883) en el cementerio de Highgate, y después de esperar un rato a que abriese el parque-cementerio y de pagar el correspondiente ticket de 2 libras –al cambio 2,5 euros-, me dirigí hacia la tumba del fundador –junto con Friedrich Engels- del socialismo científico: allí estuve un rato sólo, con la única compañía de un ciudadano chino, que había ido a rendir homenaje al filósofo, historiador, sociólogo, economista y político alemán. Al contemplar la descomunal cabeza de Marx que allí se encuentra y la famosa inscripción que figura en la parte inferior: “trabajadores de todo el mundo uníos”, se me vino a la mente lo que pensaría don Carlos de la situación económica y política actual, tan alejada de aquella sociedad burguesa que impulsó la revolución industrial a lo largo del siglo XIX y primeras décadas del XX. Los párrafos siguientes son un intento de reflejar de forma esquemática la problemática de la economía actual, dejando al margen todo lo referente a los aspectos del turbulento mundo financiero. Sigue leyendo

NO ADORARAS EL FALSO IDOLO DE LAS LISTAS ABIERTAS.A proposito de un articulo de Cesar Molinas (y III)

En anteriores episodios de la trilogia Molinas Wars: La entrada “El Retorno de los Brujos ” constituyo el planteamiento de las serias dudas que suscitaba, tanto la aplicacion por Cesar Molinas de las teorias de Acemoglu y Robinson sobre las elites politicas extractivas  para explicar  los  problemas de la economia española  ,como la conclusion de que la practica totalidad de tales problemas podian ser resueltos  con un sistema electoral mayoritario ,que tornaria en inclusivas a nuestras extractivas instituciones. En “No tomaras los nombres de A& R en vano” vimos la lejania entre el nudo  de la argumentacion de Molinas sobre  la relacion politica-economia en España y  la realidad de la teoria de A&R de las elites politicas extractivas, con lo que la debilidad de sus tesis sobre la sanacion economica via reforma electoral  comenzaba a evidenciarse:si la dolencia esta mal identificada, dificilmente la prescripcion sera correcta. Llega ya el desenlace de esta trilogia, con algunas reflexiones en torno a los efectos y defectos de las propuestas de Molinas sobre  cambios en el sistema electoral, para pasar a un sistema mayoritario, en vez del actual proporcional.

La Version Molinas

Para que no haya malos entendidos, dejemos que Molinas se exprese con sus propias palabras: “La clase politica española, como hemos visto en este articulo, es producto de varios factores entre los que destaca el sistema electoral proporcional, con listas cerradas y bloquedas confecionadas por las cupulas de los partidos politicos.Este sistema da un poder inmenso a los dirigentes de los partidos y ha acabado produciendo una clase politica disfuncional. No existe un sistema electoral perfecto-todos tienen ventajas e inconvenientes-pero, por todo lo expuesto hasta aqui, en España se tendria que cambiar de sistema con el objetivo de conseguir una clase politica mas funcional.Los sistemas mayoritarios producen cargos electos que responden ante sus electores, en vez de hacerlo fundamentalmente ante sus dirigentes partidarios. Como consecuencia , las cupulas de los partidos tienen menos poder que las que surgen de un sistema proporcional y la representatividad que dan las urnas esta menos mediatizadas. Hasta aqui todo son ventajas.tambien hay inconvenientes.Un sistema proporcional acaba dando escaños a partidos minoritarios que podrian no obtener ninguno con un sistema mayoritario.Esto perjudicaria a partidos minoritarios de base estatal, pero beneficiaria a los partidos minoritarios de base regional.En cual quier caso , el rasgo relevante de un sistema  mayoritario es que el  electorado tiene poder de decision no solo sobre los partidos sino tambien sobre las personas que salen elegidas y eso en España es ahora una necesidad perentoria que compensara con creces los inconvenientes que el sistema pueda tener”.

Fin de la cita.Y ahora ¿cuales son sus  elementos clave?. respuesta:sistema mayoritario , en vez de proporcional, listas abiertas, en vez de cerradas y bloquedas, y, con todo  ello, power to the people, responsabilidad ante los electores , en vez de ante los dirigentes partidarios.Pues bien,dos observaciones de entrada sobre la tesis Molinas. La primera : en la vinculacion que establece entre sistema mayoritario , listas abiertas,y responsabilidad de los candidatos hay un exceso de(digamoslo suavemente) estilizacion. La segunda: en las reiteradas menciones al papel de los partidos y sus dirigentes en la determinacion de los candidatos hay un exceso de (digamoslo aun mas suavemente))desconfianza.

Sobre sistemas mayoritarios y listas abiertas/El jardin de senderos que se bifurcan

Respecto  del sistema mayoritario ,es considerable la estilizacion/simplificacion/idealizacion en la presentacion  por Molinas de un sistema en el que  personas  de verdad eligen de verdad a personas que hacen meritos personales .Simplificacion, por que salvo en el caso britanico(identificado con la expresion de la corriente doctrinal Abba “the winner takes it all”),en el que eleccion de parlamento y de Primer ministro por el sistema mayoritario se solapan, la eleccion mayoritaria de Presidente se acompaña de eleccion con un mayor o menor grado de proporcionalidad del Parlamento(Francia, EEUU). Idealizacion , por que resulta un tanto naif pensar que cuando los britanicos optaron entre  Cameron y Brown  o los franceses entre  Hollande y Sarkozy lo hicieron con un  grado de influencia(  recordemos que ,en la version Molinas, influencia ciudadana es igual a desapoderamiento de los  partidos)  sobre la eleccion y actuacion del candidato  superior al de sus vecinos alemanes o españoles.En otras palabras, sean o no las listas abiertas, en estos sistemas mayoritarios(no digamos ya si ademas son, como en el caso de Francia, presidencialistas), la capacidad de influencia de los electores sobre la efectividad de la ordenacion de la lista en el caso de la eleccion de Presidente/Primer Ministro,  tiende a cero

Con esto, la hipotesis del acercamiento-compromiso entre elegidos y electores en el caso de  sistemas mayoritarios como los comentados quedaria centrada en  la eleccion de los parlamentarios.Sin duda que se puede comprender lo atractivo de la imagen del M P , digamos que laboralista, que el sabado visita su constituency y se levanta unas pintas de ale en el pub local mientras debate con simpaticos viejecillos de nariz sonrosda el estado de las cañerias locales, para acabar viendo el partido .del  Arsenal y despedirse con el canto ritual de Molly Malone.Pero, francamente,identificar esta placida imagen con el fin de la era de losmacroaeropuertos en las microciudades parece excesivo. Y, sobre todo,la mitificacion de las listas abiertas curalotodo, tiene  puntos criticos en lo relativo a la valoracion de los efectos politicos de los sistemas electorales, y, lo que es mas inquietante, en su vision del papel de los partidos politicos en la democracia.

Respecto de la valoracion de los efectos politicos de los diversos sistemas electorales, la formula clasica es la que se conoce como  Leyes de Duverger:El sistema de vuelta unica de mayoria tiende al dualismo partidista, mientras que los sistemas de doble vuelta(mayoria ) y de representacion  proporcional tienden al multipartidismo.Primera observacion: la politologia clasica valora fundamentalmente los sistemas electorales en la perspectiva de sus efectos en reflejar el pluralismo social en el Parlamento, y considera que tal reflejo , por bueno que pueda parecer, tiene tambien el problema de traducirse en dificultades para la constitucion y estabilidad de los gobiernos. Por poner un ejemplo ,la Kneset  ,el parlamento de Israel, con 120 miembros, tiene  12 grupos parlamentarios ,de los que el partido en el gobierno, el Likud, cuenta solo con 41. Esto  se traduce en la cautividad de este gobierno por los minoritarios(entre 4 y 11 parlamentarios por partido)  , pero bien  representados (por la exqusita proporcionalidad del sistema)partidos fundamentalistas judaicos (algunos con unos nombres  entre “La Vida de Brian” y Woody Allen). Y estoa partidos imponen condiciones en temas como los asentamientos, que estan frustrando cualquier posibidad de solucion de la cuestion palestina, por su capacidad de influir en la constitucion y continuidad de los gobiernos.

Mas adelante, Sartori considero las posiciones de Duverger excesivamente esquematicas,al tratar de   reflejar la diversidad de variables y efectos de  los sistemas electorales con la sola distincion entre  mayoritarios y proporcionales.Sartori entiende que, incluso en sistemas proporcionales, la diversidad de formulas para expresar la proporionalidad(nuestra bien conocida Ley D´Hont), lleva a que sea el tamaño del distrito electoral(¿ les suena  el tema en nuestro pais?) el elemento relevante para la eficiencia de la representacion proporcional(a menos tamaño, menos proporcionalidad, para que les suene aun mas).Y Sartori tambien añade otras variables, como la polarizacion del electorado(el bipartidismo favorecido por los sistemas mayoritarios se corrige con una polarizacion elevada) o el grado de estructuracion de los partidos(aunque el sistema sea proporcional, la fuerze la canalizacion partidista puede restringir el efecto de dispersion de los resultados)

¿Por que insistimos en esta variedad de efectos de los sitemas electorales?Por que nos muestran que una presentacion esquematica/estilizada, unidireccional o monocausal de las relaciones entre sistemas electorales y resultados politicos oculta la diversidad y complejidad de estas relaciones, y con ello genera importantes riesgos de consecuencias indeseadas. Consecuencias respecto de los objetivos de reflejar la realidad social en la realidad politica, y  consecuencias respecto de las posibilidades de  que  esta realidad politica pueda gestionar razonablemente esa realidad social.

Y acercandonos mas al tema en el que Molinas centra su argumentacion pro listas abiertas, la responsabilidad de los representantes respecto de los representado, tambien habria que matizar bastante.Para empezar, si hablamos de responsabilidad ante los electores en el sentido del conjunto del electorado ,y no el de la circunscripcion electoral en el que se emite el voto, la cuestion no es tanto la proporcionalidad del sistema , sino su capacidad de generar mayorias de gobierno estables e identificables como tales:a mayor complejidad o heterogeneidad de la coalicion gobernante, menor identificacion ciudadana de quien es el responsable de la situacion politica. Y en esta linea no esta de mas recordar que la configuracion del sistema de representacion parlamentaria parte de la superacion de la teoria del voto como mandato  contractual para ir a un modelo de soberania popular nacional .

En una carta a los electores de Bristol, Edmund Burke escribio en 1834 “El parlamento no es un congreso de embajadores con intereses opuestoa y hostiles, intereses que cada uno debe tutelar como agente y abogado contra otros agentes y abogados;el Parlamento es por el contrario una asamblea deliberante de una nacion, con un unico interes , el del conjunto, donde no deberian existir como guias objetivos y prejuicios locales sino el bien general”.Y,en nuestros dias, sostiene Sartori “El mandato imperativo no puede sino desaparecer cuando un cuerpo representativo se transforma de organismo externo al Estado en organismo del Estado”, una idea sobre la que  vuelve cuando se refiere a la insercion de un poder popular en el Estado .Y ,yendo de teorico a lo normativo, la proscripcion expresa del mandato imperativo en el art. 67.2    de la Constitucion Española( que esta presente en otras Constituciones europeas) reafirma la idea de  que las argumentaciones sobre la vinculacion /responsabilidad del representante  respecto de sus electores  tienen una capacidad limitada para servir de  base para construir el bastante mas sofisticado edificio de la democracia representativa

Y  entrando en detalles,no todo son ventajas de representatividad en las listas abiertas.En un reciente trabajo para la Fundacion Alternativas,Ruben Ruiz -Rufino , hace balance de puntos fuertes y debilesdel actual sistema español de listas cerradas y bloquedas.Entre los primeros, la sencillez de su funcionamient, que no exige actividades o busquedas de informacion adicionales al elector ,favoreciendo asi la participacion, especialmente de los electores menos educados, y, desde la perspectiva de los partidos, su mayor estabilidad interna.Y sus inconvenientes se visualizan con las correlativas ventajas de las listas abiertas:proximidad del representante al representado, prevalencia de la reputacion personal que disuade de las tentaciones de corrupcion.

Para acabar este apartado, algo que parece una secuela casi inevitable de un sistema de” todo por mi circunscripcion”:el localismo, que puede rimar peligrosamente con clientelismo y populismo.En el   caso de las listas abiertas, no hace falta mucha imaginacion para representarse  la situacion de”A ver que hago para ser mas simpatico que ese tipo serio ,pero soso que el partido  me ha colocado ciegamente por delante en las listas·Veamos  ¿conozco a alguien en una tele que me saque en una tertulia explicando las claves y remedios de la crisis?¿como se   llamaba aquella chica que controlaba mucho el tema de las redes sociales?

Sobre Partidos Politicos y listas electorales/Si nos representan

En el fondo ( y tambien bastante en la forma) de argumentos como los de Molinas respecto de la necesidad de que predomine el criterio de los electores sobre el de los partidos a la hora de determinar los candidatos que van a ser elegidos  hay ecos de otras  voces. De voces caracterizadas por  una fuerte desconfianza hacia la intermediacion politica de los partidos y una correlativa reivindicacion de la expresion directa de la soberania popular. Se trata de un rio revuelto, en el que  podemos encontrar una explosiva mezcla : asamblearismo al modo 15M tendencia 25S(!Ocupad/cercad el Congreso!,,  No nos representan y Le llaman democracia y no lo es , como trilogia aurea, principio y fin del refinado  pensamiento politico indignado) ,libertarianismo  al modo tea party(Milton Friedman nunca duerme) ,frikis de la Red((¿para que las urnas habiendo tr ending topic?) o fanaticos de los referendums suizos!(no a los minaretes de las mezquitas,si  las cuentas bancarias numeradas)

.Y sin ponernos dramaticos mas que lo justo, un ultimo ejemplo: un reciente articulo de Javier Cercas en “El Pais” , alieneado con la correccion politica del halago a los indignados ,describia la(mala) situacion politica española usando el termino “partitocracia”.Caramba! ¿donde he oido yo eso? !ayudame doctor google!!Oh sielos, con razon me sonaba:es el termino que usaba uno de los intelectuales organicos del franquismo, Fernandez de la Mora, para descalificar la democracia parlamentaria, en su obra clasica del pensamiento autoritario “El Crepusculo de las Ideologias”.Y si atribuyen esta similitud a la pura coincidencia semantica, y no  la afinidad ideologica profunda, al menos reconoceran  en estas visiones criticas del papel de los partidos politicos en la vida politica(lo cual ya suena un poco raro),  una version soft de  la nostalgia de la tecnocracia eficaz y eficiente, frente al vulgar politico.

No se si  Molinas va por ahi, pero es obligado constatar las coincidencias inquietantes y clarificar las razones de las argumentaciones. Si reivindicamos , con Acemoglu y Robinson , el papel de las instituciones, habra que comenzar por recordar que los partidos tambien lo son.Volvamos a Sartori, que nos recuerda que en el origen semantico del termino “partido” esta tanto la idea de partir, de dividir (que nos remitiria a la nocion de partido como  reflejo de las diferencias ideologicas en las sociedades plurales), como(sobre todo) ,la de participar o compartir. Volvamos a Burke : “Un partido es el cuerpo de hombres unidos para promover de forma conjunta el interes nacional sobre la base de algun principio particular acerca del cual estan de acuerdo”.Y vuelta de nuevo a Sartori: Tras afirmar que los partidos  , por encima de todo realizan una funcion expresiva,señala que , si estos se limitasen a transmitir informacion, podrian en los tiempos modernos verse sustituidos por encuestas o por los propios ciudadanos sentados ante las terminales de sus computadoras escribiendo sus preferncias politicas. Pero, concluye Sartori, los partidos dan algo que no puede brindar ninguna encuesta y ninguna maquina.Transmiten unas exigencias respaldadas por una presion .El partido respalda con su propio peso las exigencias a las que se siente obligado a responder.

El salto de la critica al funcionamientode los partidos a la critica de su papel como encauzadores de la vida politica es un salto doble, sin red, y, con bastate seguridad, mortal.Lo primero, por que llama la atencion   la explicacion exclusiva de los problemas economicos  por causas politicas, y mas concretamente relacionadas con el papel de los partidos en ella. ¿por que no un poco mas de explicacion economica  de los problemas economicos?No digo ya que por que no buscar alguna explicacion de la crisis en el comportamiento teorico de los economistas, pero si al menos en el comportamiento economico de los agentes economicos, que algo habran hecho no contaminado por los agentes  poliextractores.

Sin duda que en  el funcionamiento interno de los partidos hay  un largo camino a recorrer para ponerse a la altura de los tiempos.Por ejemplo,transparencia en su funcionamiento(incluido el financiero) hacia afuera , que empieza con la transparencia hacia adentro de la propia organizacion, vision mas alla del corto plazo y del reflejo mediatico, que empieza por saber lo que el  plazo  corto nos muestra del mas largo y lo que en los medios es reflejo de realidades  o de retroalimentaciones desde los propìos partidos   .Pero, en todo caso, para algunos de   los que compartimos las tesis de A&R sobre el nefasto papel de la instituciones politicas extractivas,tambien nos parece nefasto extraer a los politicos de las instituciones.Y eso incluye la version heavy/literal de cercar el Congreso , pero tambien las versiones pop suave(entre Kiss FM,Cadena Dial y 40 Principales) de la teorizacion de la politica sin politicos.

 

 

Salarios a la baja: devaluación interna

Bajo el título de “ Salarios encogidos”, el diario “EL PAIS ” del pasado día 18 de octubre abría su página editorial afirmando lo siguiente : ” El poder adquisitivo de los salarios se reduce dramáticamente al compás de las revisiones de los convenios y la contínua subida de la inflación. Pero la crisis y la perversa coincidencia entre salarios congelados y precios que se disparan no solo reduce la riqueza en todos los órdenes: su manejo acentúa un cada vez más desigual reparto. Este fenómeno resulta muy preocupante, no solo en sí mismo; también porque es susceptible de lastrar la futura  recuperación económica…..”. 

En el mismo sentido, Antón Costas, Catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona, en un interesante artículo publicado el  día 28 de octubre de este año, en el suplemento  ” Negocios” del mismo diario,con el título de ” Esto no tiene ni pies ni cabeza” señalaba los  ”efectos dañinos para la salud de la economía y la sociedad de una austeridad basada en recortes arbitrarios de gastos sociales para reducir la deuda y en devaluaciones internas de salarios para ganar competitividad, justificadas con porque ahora no es posible recurrir a la devaluación externa de la moneda”.

¿ Es esta la política económica del Gobierno? Indudablemente  sí, si se tiene en cuenta que la llamada austeridad expansiva que viene aplicando tiene  dos ejes principales: los recortes del gasto público y la reducción de los costes laborales vía ajustes salariales orientados a ganar competitividad a riesgo de profundizar en la desigualdad y el empobrecimiento de las clase más desfavorecidas.

Ya en otra entrada anterior referida a la Reforma Laboral que el Gobierno aprobó este mismo año, decía yo que aunque la reforma se había presentado como necesaria para la creación de empleo, el motivo que subyacía en la misma era la reducción de los costes salariales como vía de ajuste para ganar competitividad al no poder conseguirse este objetivo en la eurozona a través de la devaluación de la moneda. Y es que, efectivamente, la mayor parte de su contenido tiene esa finalidad: ya sea en materia de modificación unilateral  de  las condiciones de trabajo (incluido el salario) ; inaplicación (descuelgue) de las claúsulas salariales; prioridad del convenio de empresa frente al de sector; abaratamiento del coste del despido, etc.

Que este objetivo se  esta consiguiendo a costa de la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores y del consiguiente deterioro de las condiciones de vida de amplias capas de la sociedad, lo ponen de manifiesto algunos de los indicadores que analizo a continuación, utilizando como fuentes la Estadística de Convenios Colectivos de Trabajo( CCT) del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y datos del INE ( Contabilidad Nacional,  y Encuesta sobre Condiciones de Vida).

En cuanto a la evolución de la negociación colectiva, de la comparación entre los salarios pactados y el Indice de Precios al Consumo, se obtiene una primera conclusión: frente a crecimientos ligeramente superiores al IPC en los dos primeros años de la crisis (2008-2009),  en 2010 se produce  ya una  pérdida de poder adquisitivo (-0,84%) y después de una ligerísima ganancia  en 2011 (0,12%), en 2012 se inicia  una senda de incremento de los precios (sobre todo a partir del mes de septiembre con la subida del IVA), de tal manera que la brecha entre los salarios pactados en los convenios  y el IPC se va agrandando para llegar a  una pérdida de poder adquisitivo del- 2,1% como consecuencia de una tasa interanual en el mes de septiembre del IPC del 3,4% , frente a un incremento de los salarios de convenio,en media, del 1,30% . Dato importante a considerar es que del total de convenios registrados hasta septiembre, los 407 firmados en 2012 pactan una subida media del 0,70% por debajo del  indicado incremento global del 1,30%.

Pero no solamente es que la remuneración media pactada en convenio colectivo se sitúe por debajo de la inflación, sino que también la remuneración total de los asalariados ha experimentado en el período 2008-2011 una importante variación, según  la Contabilidad Nacional  (datos corregidos de efectos estacionales y de calendario), de tal manera que después del último  incrementos anual del 3,3%  en 2008 , en los años siguientes se producen variaciones anuales negativas con pérdida acumulada en el el período 2009- 2011 del -5,4%  y del -3,9%  en el segundo trimestre de 2012 en relación  con el mismo período del año anterior.

Estos ajustes salariales, como no podría ser de otra manera, han supuesto una reducción de los costes laborales unitarios (CLU)  que, según los datos de la Contabilidad Nacional, se han reducido   entre 2009 y 2011 en tasa de variación interanual un -5,5%, ( a un ritmo algo mayor que la media de la Zona-Euro) y en los dos primeros trimestres la tendencia de reducción de los (CLU) se mantiene en torno a -2,5%   como consecuencia  de  la masiva destrucción de empleo  y de la reducción de la retribución media por asalariado.

La consecuencia que puede extraerse de todo lo expuesto es que, como reiteradamente se viene insistiendo en las páginas de este blog , acorde con lo que empieza a ser el criterio cada más extendido entre los expertos económicos, el pretender salir de la crisis de deuda en que estamos inmersos exclusivamente mediante medidas de reducción del gasto y de ajustes a la baja de los costes laborales,  está conduciendo a  una situación cada vez más desesperada para amplias capas de la sociedad que ven cómo sus condiciones de vida se siguen deteriorando a medida que se profundiza en esas políticas, sin ningún tipo  de medidas complementarias  de estímulo de la demanda; ahondando en la desigualdad  y en el empobrecimiento, tal y como vienen poniendo de manifiesto los   indicadores sobre pobreza y desigualdad.

Por referirme a lo más reciente, el pasado día 22 de octubre el INE publicó la Encuesta de Condiciones de Vida, con datos todavía provisionales referidos a 2012, de los que destaco como más significativos los siguientes:

En 2011, los ingresos medios de los hogares ( 24.609 €) experimentaron una disminución del -1,9% respecto al año anterior y el ingreso medio por persona (9.321 €) es también inferior al del año anterior en -1,3%.

La tasa de riesgo de pobreza en 2012 se sitúa en el 21.1% porcentaje que si bien es inferior  al 21,8% de 2011 sin embargo ello se produce como consecuencia de que la tasa se reduce en la franja de mayores de 65 años aunque aumenta entre los comprendidos entre 16 y 64, debido a los altos niveles de desempleo existentes, lo cual no deja de ser paradójico.

En resumen, creo que nos encontramos inmersos en lo que acertadamente la OIT ( ver mi entrada anterior sobre  ”el trabajo en el mundo”) califica como auténtico”bucle de retroalimentación negativo” entre la economía y el mercado de trabajo, de tal modo que la combinación entre las altas tasas de paro y y las bajas tasas de crecimiento salarial (negativas en nuestro caso), al contraer la demanda de bienes y servicios, conducen a que la economía se deprima aún más, ante la falta de confianza y perspectivas empresariales para nuevos proyectos de inversión y contratación.

Lo grave de esta situación es que no se vislumbran  cambios en la política económica  a corto y medio plazo; no solamente en España sino en el conjunto de  la Unión Europea, dada la correlación de fuerzas políticas hoy día imperante. Solamente cabe confiar, cada vez con menos fe, en que el cambio político que ha tenido lugar en Francia hace unos meses, pueda contrapesar las rígidas políticas de austeridad impulsadas por Alemania y otros países del Centro y Norte de Europa.