Archivo mensual: febrero 2012

La protección social de los empleados/as de hogar (luces y sombras)

ANTECEDENTES

Aprovechando la reciente inclusión de los empleados al servicio del hogar familiar en el Régimen General de la Seguridad Social y la nueva regulación de la relación laboral a ellos referida, creo que es buen momento para analizar el  recorrido hacia el reconocimiento de derechos de estos trabajadores/as que durante una larga etapa de la historia de la protección social han sido  los “olvidados” . Sigue leyendo

EXTREMA Y AGRESIVA.VOL II

En el VOL I  de Extrema y Agresiva se anticiparon  dos lineas de la reforma de 2012 que la hacian merecedora de los calificativos de extrema y a gresiva:el predominio de las medidas de flexibilidad externa y la erosion de la fuerza vinculante de los convenios, en particular los sectoriales.

Esta vision critica no tiene por que llevar a la descalificacion de todas y cada una de las medidas de la reforma. En ella se encuentran aspectos positivos y aspectos en los que la critica es matizable. El problema de la reforma  de 2012 es que ( utilizando un sinonimo de extrema) es excesiva. Y lo es,  por que regula medidas que por separado podrian merecer una critica  mas matizada, pero que se  acumulan alos aspectos mas extremos y agresivos de la reforma, como la posibilidad de extincion no causal y no indemnizada de los contratos indefinidos de apoyo a los emprendedores en su primer año ,o la prioridad aplicativa del convenio de empresa,. La insercion del resto de contenidos de la reforma en un esquema juridico con elementos conductores tan potentes como los señalados,   contamina   a aquellos del virus desregulador, y potencia los efectos negativos  de esos elementos sobre el conjunto del sistema de  relaciones laborales . Sigue leyendo

La coartada de la Reforma Laboral

A modo de un primer análisis de urgencia, en la  reciente reforma laboral aprobada por el Gobierno el pasado día 10 de febrero, creo que se ha utilizado como  coartada la  situación de crisis y el drama  del paro  para lanzar una auténtica carga de profundidad a nuestro modelo de relaciones laborales  que aunque necesitado de adaptación, no es ni mucho menos de “corte franquista”, tal y  como se viene afirmando  por aquellos que desde posiciones ideológicas interesadas pretenden acabar con los equilibrios internos de  dicho modelo.

A este respecto viene bien recordar que el Estatuto de los Trabajadores de 1980 fué uno más de los logros de aquella difícil y al mismo tiempo ejemplar  ” Transición Politica”, calificada como modélica dentro y fuera de España. Las modificaciones   posteriores   realizadas -todo hay que decirlo-con mayor o menor grado de consenso, son la mejor prueba de que la legislación laboral se ha ido adaptando a las diferentes circunstancias y a la propia dinámica del proceso productivo. Sigue leyendo

EXTREMA Y AGRESIVA

La profecia del Ministro español de Economia  sobre una reforma laboral extremadamente agresiva se ha visto rapidamente(auto)cumplida. La reforma contenida en el RDL 3/2012 es extrema,excesiva, en su apuesta por la flexibilidad de salida, con su bateria de medidas destinadas a facilitar el despido y reducir su coste, y agresiva,ofensiva , respecto de la fuerza vinculante de los convenios colectivos que la Constitucion Española tutela, y, en definitiva, respecto de la estabilidad del sistema de relaciones laborales.

Y el exceso en las medidas de esta reforma laboral sin duda tiene que ver con el exceso en el diagnostico que la ha precedido.El ministro de economia suscribio en un articulo en el Wall Street Journal una de las leyendas urbanas mas gore que frecuenta los analisis de la legislacion laboral española: Los cincuenta tipos de contratos de trabajo, que claman por su simplificacion, aunque esa Santa Compaña contractual choca con la dura realidad . Contrato indefinido(aunque sea con dos modalidades), mas practicas , mas aprendizaje, mas obra o servicio, mas eventual, mas interino, e incluso considerando tipo de contrato(y no lo que realmente es,modalidad de jornada reducida de cual quier contrato) al tiempo parcial, suman , en suma generosa,ocho tipos de contrato. Desde ahi, hasta cincuenta, estamos en ese territorio, entre la luz y las tinieblas, entre la ciencia y la supersticion, en la dimension de la imaginacion, en los limites de la realidad. Sigue leyendo

El IVA, el empleo, los costes del trabajo y todo lo demás

Hace tiempo que en el debate económico nacional  viene reclamando cierto papel protagonista la sustitución de cotizaciones sociales por IVA. Naturalmente que la propuesta trata de rebajar en un determinado porcentaje el tipo de cotización de la Seguridad Social a cargo del empresario y compensar esos ingresos perdidos del sistema de pensiones con un aumento del tipo del IVA. Ese es, justamente ahora, el debate en Francia donde a esa operación la llaman el IVA social. ¿Por qué esta denominación? Porque la derecha francesa entiende que “la financiación de nuestra protección social no puede por más tiempo apoyarse principalmente en el trabajo, tan fácilmente deslocalizable en estos momentos. Es preciso aliviar la presión sobre el trabajo y lograr que las importaciones que compiten con nuestros productos con mano de obra barata contribuyan financieramente. Escucharía opiniones de los agentes sociales…” (Nicolas Sarkozy,  31 de diciembre) Sigue leyendo

Presentación

El nacimiento de un nuevo foro de expresión de una serie de personas que desean contribuir al debate en la sociedad española de forma seria y rigurosa exige una explicación lo más detallada posible. La primera pregunta que debemos responder es la clásica del quiénes somos. Pues bien, somos un grupo de amigos que iniciamos y trabamos nuestra amistad en el centro de trabajo; todos nosotros hemos tenido responsabilidades en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social –por emplear la denominación de mayor solera de un Ministerio que ha tenido varias- y pasado el tiempo, y abandonadas aquellas responsabilidades, queremos seguir contribuyendo de algún modo, por modesto que sea, a la consolidación, primero, y al avance, después, de las políticas laborales y sociales que en nuestro país han ido asentando lo que quisimos, y seguimos queriendo que sea, un modelo social europeo, que no es otra cosa que lo que otros denominan Estado de bienestar. Será nuestro objetivo también el mantenimiento de unas políticas y unos derechos socio-laborales (que contribuimos, aunque fuese en grado pequeño a implantar) que en estos momentos están en peligro ante unas corrientes ideológicas, bajo las que se esconden intereses espúreos.

La segunda cuestión a aclarar es nuestro nombre porque alguno teníamos que asignarnos para tener una dirección en la red. Fabian@s hoy es el que mejor describe el mínimo común denominador de lo que nos une, y en el adverbio de tiempo queremos significar que, evidentemente, los tiempos actuales no son aquellos de 1883 en los que los fabianos iniciaron su andadura en la sociedad británica. Las diferencias son abismales y por citar una de ellas, sin duda la pertenencia a la Unión Europea de nuestro país es fundamental porque siendo como somos todos europeístas deberemos analizar, criticar y proponer siempre en ese entorno político, económico y social. Fabianos porque nuestro nexo fundamental es nuestra inclinación por los valores que se resumen en la igualdad, la justicia y la solidaridad que la sociedad fabiana impulsó. Tres valores básicos en el posterior devenir del siglo XX. Tres valores que, lo sabemos bien, sólo encuentran hoy aposento en las sociedades libres. Tres valores, en fin, sin los que la libertad es sólo una figura deforme. En ese marco defenderemos la actuación del sector público por nuestra convicción de que es el que mejor puede mantener tales valores.

Estas son nuestras señas de identidad, desde las que tenemos la decidida voluntad de dar rienda suelta a nuestras ideas y a lo que pensamos de las ideas de los demás. Nadie nos financia, nadie nos apoya ni nos patrocina y por tanto creemos estar en las mejores condiciones para expresarnos con absoluta libertad; la que nos proporciona el ser sencillamente un grupo de amigos que no somos ni organización política, ni sociedad, ni grupo de presión.

Somos conscientes de que empezar un proyecto intelectual es fácil y de que la dificultad estriba en mantenerlo, no tanto en cantidad sino en calidad, interés y objetividad. Nosotros nos lo hemos propuesto y pasado el tiempo sabremos si hemos sido leales con nosotros mismos.